Nuestra Vida en Cocachimba: El Dinero

Dinero - Rainer Sturm / pixelio.de

Les queremos compartir de como es la vida en un centro poblado chiquito como Cocachimba. Contar de nuestra vida diaria, encuentros con personas y animales, de los retos que pone la construcción de una casa, de situaciones divertidas y mucho mas. Hoy, les escribimos sobre el dinero.

El Dinero

Cuando llego el presupuesto de casi toda la madera que necesitamos para la casa - piso, mamparas, puertas y ventanas - nos quedamos un momento boquiabiertos. Tanto? Realmente tanto? No sabíamos si llorar or reírnos.

No es la primera vez que nos sorprendimos de los precios de material y construcción. Quizás nos metimos a este aventura de construcción demasiado ingenuos, con una idea de levantar la casa en poco tiempo y con costos que podríamos cubrir fácilmente. Sea lo que sea, no podemos cambiar el pasado y estamos con este proyecto de casa propia que tanto queremos.

Construir una casa en el Perú ya no es barato, sobre todo cuando uno quiere construir con materiales buenos. La madera es justo eso: un material muy interesante para la construcción pero también un poco caro. Por ejemplo, decidimos instalar un piso de madera Huayruro en vez de hacer un piso tipo llenado de cemento. Obviamente, el piso de madera va quedar mucho más bonito y la calidad del ambiente mejor pero los costos son distintos.

Después del primer shock de este presupuesto de madera nos sentamos a conversar un buen rato. Que opciones tenemos? Esta correcto el presupuesto? Donde podemos reducir o simplificar algo para reducir costos? En la conversación también surgieron ideas y soluciones más o menos serios. Por ejemplo, la idea de vender nuestro terreno y la casa semi-terminada y abandonar todo este proyecto para ir de viaje. Otra idea era vender un riñón para acumular fondos - siempre el riñón de la otra persona por supuesto! Al final nos quedamos riendo a pesar de la situación.

Así que hay decisiones que tomamos que son buenas pero al final pueden resultar igual un poco dolorosos. El dinero no manda pero si influye nuestras decisiones sobre como y cuando construir. Ojalá, el resultado final quedara a nuestro gusto!

PS: Si lees esto y quieres comprar una casa semi-construida y un terrenito con vista a Gocta, avísanos! ;)


Aquí puedes leer más capítulos de esta serie: Nuestra Vida en Cocachimba

  

Comments

Los Populares